HASTA QUE UNA HIPOTECA NOS SEPARE – EL GENESIS DE LA CRISIS.

RETENCIONES A LAS EXPORTACIONES – ORIGEN Y FUNCIÓN
12 abril, 2011

HASTA QUE UNA HIPOTECA NOS SEPARE – EL GENESIS DE LA CRISIS.

Todo iba sobre rieles, todo andaba bien mientras el valor de las viviendas garantía de las hipotecas y de los títulos vendidos, estaban por las nubes producto de la creciente demanda motivada por las bajas tasas de interés y el crecimiento de la economía que generaba mayores ingresos para los tomadores de los préstamos que les permitía cumplir con las correspondientes cuotas de los prestamos hipotecarios y sostener la demanda de propiedades,  y es así por tanto que aquellos títulos representativos de las partes de la hipotecas que cotizaban por las bolsas de comercios y los mercados financieros del planeta crecían y se negociaban cada vez a mayores precios y las calificadoras de riego, ni noticias, daban las mejores notas a estos fondos compuestos por aquellos títulos, y el sistema se expandía y se retroalimentaba así mismo, los bancos primero de Estados Unidos y luego los de Europa entregaban el dinero a cambio de hipotecas y lo recuperaban vendiendo títulos representativos de los derechos hipotecarios mediante fondos en las distintas bolsas y con el dinero recuperado lo volvían a meter en la maquinaria financiera produciendo lo que hoy se denomina burbuja. Esto permitió a la economía real crecer a bajas tasas de interés, las compañías y empresas se financiaban por lo tanto a bajo costo de dinero y sus acciones crecían, todo esto incrementaba el consumo de todo tipo de bienes y servicios,  a partir de aquí comenzaron a crecer el resto de las economías enganchadas en el mercado mundial, China que le vende a los EEUU sus manufacturas, Europa que incrementaba su producción y nosotros que vendemos al mundo alimentos, de esta forma de derramaba el exceso de liquidez y crecía la producción global, todo se reflejaba en los mercados financieros, las acciones de las empresas aumentaban sus valores pues la economía real producía mas y eso implicaba mayores ganancias para distribuir a los accionistas, de esta forma pasábamos los días en el edén. Pero la manzana estaba en el árbol y no todos la veían o la querían ver,  había señales de esta burbuja, el continuo déficit comercial y fiscal de los EEUU y por tanto el continuo endeudamiento financiado mediante emisión de dólares que se devaluaban respecto del resto de las monedas del planeta, advirtiendo que todo este crecimiento en algún momento se iba de detener, el problema era saber cuando?.

Asta que un día, el diablo metió la cola, y la tasa de interés empezó a subir, EEUU la Reserva Federal (el Bco. Central Yanqui) comenzó a subir sus tasas motivado por los datos del crecimiento de su economía que mostraban señales de inflación, es decir que llego un momento en el cual ante tanta liquidez y tanta demanda la producción no subía en cantidad sino que buscaba a trepar por el lado de los precios (Inflación), ante este temor la Reserva Federal empezó a apretar el freno, a detener la marcha aumentando las tasas de interés con el objetivo de parar un poco la economía y evitar la inflación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Código de seguridad *